The princes of Yen: El poder de los bancos centrales

El yen la moneda japonesa

Only power that is hidden is power that endures.

Fantástico documental, “The princes of Yen”, imprescindible para entender los fundamentos de la crisis global actual, directamente relacionados con la determinación del Capital en forzar  un cambio de paradigma económico desde principios de los años ochenta. Lanzado en 2014, saca a relucir el enorme impacto de las decisiones de los bancos centrales respecto al bienestar de los ciudadanos, del sector público al igual que del privado a los que representa.

Este documental toma como ejemplo el Banco Central japonés ambientado después de la derrota japonesa en la Segunda Guerra Mundial. Basado en el libro del mismo nombre del profesor economista alemán Richard Werner que en cuya época fue investigador y analista extranjero estudioso del Banco de Japón durante el crash de a finales de los ochenta, donde el mercado de valores nipón se desplomó un 80% y el precio de la vivienda casi un 85%. Expone con gran claridad y contundencia cómo, literalmente, se fabrican las crisis mediante burbujas artificiales a fin de lograr el apoyo popular para aplicar medidas estructurales previamente diseñadas.

Producido por Queuepolitely Films, dirigido por Michael Oswald y narrado por Andrew Piper, de unos 93 minutos de duración y quinientas libras de presupuesto. Comienza desde la resurrección  de la economía japonesa hundida en tiempos de posguerra hasta   su cenit  en el denominado “milagro japonés” de principios de los años ochenta. Políticas económicas llevabas a cabo por el Banco de Japón supuestamente bajo la mirada del Ministro de Finanzas, no obstante, mucho más independiente de lo que se presupone.

A través de la historia económica japonesa del siglo pasado, explora el rol y la influencia de los bancos centrales en la sociedad y  la manera en que son utilizados  para reorganizar la estructura tanto política como social y económica de una nación, o supra-nación. De cómo la economía más potente y eficaz del mundo a finales del siglo XX acabó siendo subyugada, reducida a una mera comparsa -desde dentro, an inside job– del neoliberalismo del FMI y sus secuaces. Muestra la transición de una economía regulada de forma inteligente orientada al beneficio común hacia una  desregularización total focalizada al rédito a corto plazo.

El milagro japonés

Tras las terribles consecuencias de la Segunda Guerra Mundial y la profunda deshonra de una sociedad tan orgullosa como la japonesa, el país nipón, aupado tanto por la influencia como por el cash norteamericano, se recuperó en tiempo record  gracias a una economía capitalista de posguerra fuertemente intervenida –de una forma encubierta-, llegando a ser considerada como el modelo a seguir de los países occidentales.

La Reforma

Sin embargo, a principios de los años ochenta todo cambia. Influenciados por los influjos de neoliberalismo radical, plantean una reforma estructural de su sistema económico para convertirlo en una economía de libre mercado donde el capital pueda fluir sin restricciones. El objetivo es sencillo, provocar una crisis alimentando una burbuja, desde dentro,  y así tener el pretexto perfecto para operar a su antojo. ¿Os suena?

El Crash

Al igual que en el crac del 1929, o la crisis aún latente del 2008, tanto el mercado de valores japonés como el sector de la vivienda se desplomaron más de un 80% debido a una repentina falta de crédito. Cinco millones de ciudadanos japoneses perdieron sus empleos dando inicio a una epidemia de suicidios aún presente. Los bancos, sin brújula y temerosos, simplemente dejaron de prestar de forma unilateral.

El Redentor neoliberal

Las autoridades económicas, aún soberanas, se enfrentaron a un dilema, salvar la economía o seguir con la Reforma. Por supuesto, eligieron la segunda opción e hicieron pagar la fiesta del crédito barato a los contribuyentes. Un  déficit continuo que hizo aumentar la deuda pública hasta más de un 250% del PIB se juntó con una alarmante escasez de moneda extranjera además de una deuda privada inasumible, situación predilecta para iniciar la Reforma. El principio del fin.

Desregulación y reestructuración

Fase en donde el tejido económico de un país asfixiado por la crisis se reforma totalmente a gusto  y semejanza de los tiburones neoliberales. En ese momento, lo único que  necesitan es cazar en mar revuelto para hacer beneficio personal. Se trata básicamente de quitarle la soberanía económica a una nación para así poder operar sin restricciones cambiando sus leyes e independizando al banco central –fuera de cualquier supervisión estatal y responsabilidad para con el pueblo-. Y como premio, cómo se diseñó y ejecutó el plan para la caída de las economías TIGRE asiáticas en 1993 y la responsabilidad del BCE en la crisis de la zona euro, España incluida.

Se trata de un documental esencial, para todos los públicos (salvo que está en inglés), a fin de comprender cómo funciona la macroeconomía –tan simple que la mente humana es incapaz de creérselo y procesarlo- además de la importancia de la soberanía económica de  un país; y cómo el Capital, conscientemente y voluntariamente, nos ha embaucado a todos a la fuerza en este ciclo perverso de miseria y servidumbre. La sociedad tiene el deber de instruirse para poder defenderse y contraatacar. Las crisis no son cíclicas, se hacen y deshacen a demanda.