La ideología alimenta la aprensión e intoxica la razón.

Anónimo