Las personas suelen ser tan felices como hacen que lo sean sus mentes.

Abraham Lincoln